Make your own free website on Tripod.com
Home
Historia de la fotografía
Aplicaciones de la fotografía
Fotoperiodismo
La fotografía a color
Bibliografía

Fotografía

Fotoperiodismo

Casi contemporáneos con la invención de la fotografía fueron el nacimiento y el fenomenal crecimiento de la prensa ilustrada.

Las ilustraciones eran invariablemente grabados en madera, sobre bocetos hechos a partir de dibujos, pinturas o, muy ocasionalmente, a partir de fotografías. Dado que había que realizar un dibujo en cada caso, no resultaba ventajoso utilizar la fotografía.

El motivo de que la fotografía tuviera tan escaso impacto sobre la prensa ilustrada fue mayormente tecnológico, pero también, estilístico.

Los periódicos quedaron retrasados frente a las revistas en su utilización de fotografías. Obviamente no todas las noticias son fotogénicas. El drama inmediato de los accidentes, las emociones exageradas que reflejan los rostros ante un desastre o un delito, la acción fugaz de los deportes, son motivos que la cámara puede transmitir vívidamente.

Las exigencias especiales que se formulan sobre la habilidad del fotógrafo, su audacia o su inventiva para conseguir fotos desacostumbradas hacen de su trabajo una categoría especial.

El azar da a menudo su oportunidad a los fotógrafos de noticias, pero las grandes fotografías periodísticas no se realizan accidentalmente.

A finales de la década de 1920 había más revistas ilustradas en Alemania que en ningún otro país del mundo. En 1930 su circulación conjunta alcanzaba los cinco millones de ejemplares semanales y llegaba, según una estimación, a por lo menos veinte millones de lectores. Pero aun de mayor importancia que la popularidad de esas revistas era la forma en que fotos y textos se integraban en una nueva forma de la comunicación, que pasó a ser denominada fotoperiodismo.

Estados Unidos adoptó rápidamente un estilo fotoperiodístico basado en la prensa ilustrada alemana y en la vivaz revista ilustrada francesa Vu, fundada en 1928, que Lucien Vogel dirigiría brillantemente. En 1929, Erich Salomón viajó a Estados Unidos; su visita dejó frutos y muchas de sus fotos aparecieron en Time y Fortune, las revistas del empresario Henry Luce. En 1934, Luce imaginó una nueva revista que debía ser el "Libro Espectáculo del Mundo".

Las fotos más elocuentes y dramáticas de la Segunda Guerra Mundial fueron tomadas por los fotógrafos de revistas o bajo su influencia. La amarga y desastrosa guerra de Corea fue fotografiada por David Douglas Duncan. Se concentró en las tropas, con primeros planos de su incisiva intensidad, que revelaban no sólo la batalla contra el enemigo, sino también contra el frío. La guerra de Vietnam estuvo más cerca de la población que ningún otro conflicto anterior, debido a valerosos fotógrafos y operadores de la televisión. Los horrores de la guerra- los heridos, los agonizantes y los muertos- nunca habían sido retratados en forma tan gráfica y apasionada.

Las revistas de moda estuvieron entre las primeras que hicieron uso de la fotografía. Asimismo, se empleó la fotografía para los retratos y los que supusieron un mayor desafío en las últimas décadas fueron tomados por encargo, para revistas más que para el interesado o para su familia y amigos. Otro enfoque fue el adoptado por Sir Cecil Beaton, donde el énfasis es puesto en la escenografía, a menudo complicada, que ha sido construida principalmente para la ocasión. En esa tradición continúa Arnold Newman: sus retratos se distinguen por la forma en que les introduce objetos que simbolizan la profesión o los interese de su protagonista.